Los programas de estudio están organizados de acuerdo al "Quadro Comune Europeo di Riferimento por le lingue" (QCER) y se dividen en los siguientes niveles

Italiano básico A1-A2

Italiano fundamental B1-B2

Italiano profesional C1-C2

 

Nivel A1
El nivel A1 documenta la capacidad de usar simples expresiones familiares de uso cotidiano para satisfacer algunas necesidades concretas, presentando datos personales relativos a uno mismo o a otros. En este nivel de competencia la interacción con los italófonos puede darse solamente gracias a la directa colaboración de los interlocutores.

Nivel A2
El nivel A2 garantiza una autonomía en contextos comunicativos elementales: quien posee está en condición de desarrollar tareas relativas a algunas necesidades primarias relativas a la tarea individual, la geografía local, el trabajo, las compras, etc.

Nivel B1
El nivel B1 señala la capacidad de comprender textos hablados y escritos relacionados con temas familiares. Quien lo posea puede interactuar en un contexto italófono en el cual se encuentre por turismo y puede utilizar la lengua italiana también para expresar opiniones, dar explicaciones en forma elemental.

Nivel B2
El nivel B2 atestigua una competencia en la lengua italiana utilizable en contextos relacionados a la formación escolar (inscripción en escuelas, universidades) y extra-escolar (cursos de formación profesional, pasantías) y a actividades laborales. Quien lo posee puede socializar con facilidad en un ambiente italófono y utilizar la lengua italiana para una actividad relativa al propio campo de especialización.

Nivel C1
El nivel C1 presupone una notable confianza con la lengua y la realidad italiana, utilizado en actividades laborales complejas (actividades profesionales, en ámbito comercial, industrial, administrativo). Quien lo pese puede comprender y producir textos completos, individuando también los significados agregados, como por ejemplo aquellos que caracterizan los textos literarios.

Nivel C2
El nivel C2 certifica una competencia lingüística alta, de buena cultura y utilizable en todos los ámbitos profesionales. Es el nivel previsto para enseñar italiano como Segunda Lengua (L2) y asumir encargos profesionales de alta certificación.